5 tips para ayudar a tus hijos con sus clases en línea mientras trabajas

  1. Establece (y mantén) un horario:

 

Cuanto más se acerque a un "horario escolar", más fácil será para todos en casa, ya que de lo contrario (es decir, sin un horario fijo), es posible que los niños no realicen sus tareas escolares a tiempo o como deberían.

 

Para que logres establecer un horario equilibrado con tu familia, te compartimos algunas preguntas que te ayudarán a establecerlo:

 

  • Siendo totalmente realistas ¿necesita tu hijo ayuda o motivación para empezar las clases virtuales? Si es así, te recomendamos “calendarizar” este espacio “muerto” entre despertar e iniciar clases, para que haya un adulto disponible que le brinde apoyo a tu hijo; procura, de ser posible, que ese espacio no se empalme con tus horarios laborales.

 

  • ¿Tienen algún “contrato familiar” para ayudar a los niños a seguir las reglas en casa? Ponerse de acuerdo sobre cuándo ver la televisión o jugar videojuegos es importante cuando los niños están aprendiendo desde casa. Si tienen un contrato familiar, hagan premiaciones cuando se cumplan las reglas, para mantener a todos en casa motivados.

 

 

  1. Proporciona un espacio favorable para el aprendizaje

Esto no siempre es fácil. Si están demasiado aislados del resto de la casa (por ejemplo, encerrados en su cuarto), es difícil comunicarse con ellos y saber si realmente están trabajando. Si están en la mesa de la cocina, dependiendo del niño o de su entorno, es posible que estén demasiado distraídos. Esto es aún más desafiante cuando todos están en casa trabajando al mismo tiempo.

 

Si el ruido y las distracciones son demasiado abrumadoras, es recomendable poner música relajante para que todos estén escuchando lo mismo y estén en el “mismo nivel energético”.

 

 

  1. Reduce las distracciones 

Un informe de 2016 encontró que los estudiantes pasan aproximadamente 1/5 parte del tiempo de clase distraídos en sus dispositivos. La mayoría de los jóvenes admitieron que lo hacen para mantenerse conectados y para combatir el aburrimiento.

 

En el aprendizaje a distancia, este comportamiento es aún más común. Las redes sociales y la navegación web está perjudicando de manera activa el desempeño de los estudiantes.

 

Por eso te recomendamos que limites el uso de los dispositivos hasta que termine el trabajo escolar. Algunos estudiantes pueden necesitar que un adulto los controle.

 

El entorno en casa también puede distraer mucho a los hijos. Tener juguetes favoritos cerca, sin duda dificultará la concentración del niño. Así que si aún no lo haz hecho, considera la posibilidad de crear un espacio de trabajo tranquilo y ordenado, dentro de la casa, que sea cómodo para tu hijo, donde tú puedas estar cerca, supervisando su desempeño, mientras tu también cuentas con espacio cómodo para realizar tu home office.

 

 

  1. Utiliza un calendario y acomódalo con colores

Es importante establecer sistemas para ayudar a tu hijo a cumplir con los plazos escolares. Esto ayudará a todos en casa a mantenerse organizados.

 

Publiquen un calendario y márquelo con deadlines. Una vez que lo tengan hecho, ayuda a los niños a planificar “hacia atrás” desde las fechas de vencimiento.

 

Te recomendamos que utilices organizadores visuales de distintos colores para dividir una tarea en pasos y las estrategias específicas necesarias para completarla.

 

Si tus hijos saben leer y ven que los papás también tienen “pendientes importantes” dentro del calendario, dependiendo de la etapa de desarrollo que se encuentren, es probable que sean más receptivos a cooperar con la organización del hogar.

 

  1. Hagan mucho ejercicio

 El ejercicio, sin duda, nos ayuda a pensar mejor. Cuando nos movemos, nuestra capacidad de resolución de problemas, nuestra memoria y nuestra atención mejoran. La actividad física es una forma natural de reducir el estrés y prevenir la ansiedad. Los expertos dicen que cuando nos movemos y aumentamos nuestro ritmo cardíaco, hay un impacto positivo en nuestra forma de pensar.

 

Por eso te recomendamos que busques ejercicios para toda la familia que pueda hacer desde casa. Identifiquen un momento y un lugar en su hogar para realizarlo.

 

Tip extra: Ayuda a tus hijos a mantenerse en contacto con sus amigos; la escuela es mucho más que un lugar para aprender. Sirve como espacio para que los niños socialicen y perfeccionen sus habilidades para establecer amistades. Los lazos sociales que los estudiantes forman, tienen un efecto positivo en el rendimiento académico y el desarrollo afectivo.

 

Permitir que los niños interactúen en línea con sus amigos podría mitigar los efectos de depresión derivados del distanciamiento social. Aunque mucho depende de los maestros que necesitarán crear oportunidades para involucrar a los estudiantes entre sí, hay formas en que los padres pueden ayudar.

 

La implementación de interacciones sociales en la rutina ayudará a tu hijo a mantenerse conectado y a disminuir sus niveles de ansiedad; lo que a su vez ayudará a todos en casa a tener un ambiente más armónico.

 

En la Escuela Sierra Nevada estamos comprometidos con ser un motor de transformación para generar un impacto positivo en el mundo en que vivimos; te invitamos a conocer a detalle cada uno de nuestros programas. ¡Haz clic aquí!, uno de nuestros asesores te contactará para ofrecerte toda la información que necesites