¿Educarlos con creencias religiosas?

Por ello, algunas consideraciones:

 

  • Los expertos consideran que antes de decidir sobre el modelo de crianza religiosa de nuestros hijos, es fundamental partir del respeto por las creencias del otro.

 

  • No tachar de absurdas o equivocadas las creencias de las demás. Expande su mente hablándole sobre puntos informados de las distintas religiones.

 

  • Permite que tus hijos hagan preguntas y comiencen a hablar del tema. Pregúntale qué piensa o cuál es su opinión al respecto y fomenta el criterio propio.

 

  • Si bien es aceptable que aprendan sobre tu religión, no es lo ideal forzar a los niños a realizar ciertas prácticas que conlleven compromisos personales, pues no son lo bastante maduros aún para responsabilizarse por ellos.

 

  • Según diversos estudios, los valores básicos que comparten la mayoría de las religiones son altamente educativas y hacen personas más estables y con mejor integración a la sociedad. La honestidad, la solidaridad, la caridad, el amor, la reconciliación y el perdón son cualidades que se enaltecen.

 

  • Se trata de una opción personal. Es importante dejar claro que la fe en determinada religión es una cuestión personal y que si bien “tú crees en esto”, no todos tenemos o debemos pensar igual.

 

  • Cuando cada uno de los padres intenta forzar a sus hijos a pensar que su religión es la única correcta, seguramente lo que lograrán es causar inseguridad e indecisión, factores que afectan su desarrollo.