¿Tienes un preadolescente en casa?

La preadolescencia se considera como la etapa del crecimiento en la que se pasa de la niñez a la adolescencia. Durante este periodo nuestros hijos experimentan importantes cambios físicos, sociales y emocionales.

Algunas de las características más frecuentes de esta edad son:

  • Sus emociones son contrastantes. Pueden pasar en poco tiempo de la risa al enfado.
  • Ven a los adultos con una visión más crítica, censurando sus comportamientos y palabras y cuestionando su autoridad.
  • Se preocupan más por su apariencia física y comienzan a interesarse en el sexo opuesto.
  • Querrán más libertad de los padres. No quieren que lo traten como niños porque están afirmando su personalidad.
  • Sus amistades y su integración a diferentes grupos sociales se vuelve prioridad.
  • Evidentes cambios físicos se hacen presentes (menstruación, crecimiento testicular, cambio de voz).

Para poder enfrentar esta etapa con mayores herramientas, te damos los siguientes tips:

1.- No te sientas rechazado.- Algunos papás pueden tomarse muy personal el deseo de independencia de sus hijos; sin embargo, es normal que conforme crecen vaya guardando algunos secretos. No caigas en la tentación de volverte inquisitivo para sentir que tienes control absoluto sobre los pensamientos de tu hijo.

2.- No exageres en tus reacciones.- Todos queremos que nuestros hijos no sufran, pero cuando cometemos el error de sobre-reaccionar cuando nos cuentan que alguien no lo invitó a la fiesta, por ejemplo, o que se peleó con una amigo y tú prendes fuego con tus comentarios, lejos de ayudarlo, lo irritarás más. Puedes -por supuesto- comentar el tema, pero la intensidad con que lo tratas hace la diferencia.

3.- Tampoco permanezcas impávido.- El extremo opuesto del punto anterior es permanecer sin idea ante lo que tus hijos viven. Si sabes de comportamientos que deben ser comentados para platicar de consecuencias, es importante que lo hagas pues inconscientemente tus hijos sabrán que estás pendiente y que es mejor platicarte lo sucedido.

4.- Ve lo que ellos ven.- A esta edad, ver con ellos las cosas que les interesan en la TV o en la red, y poderse reír juntos y platicar sobre ello, es una manera importante de conectar con su mundo y eliminar taboos. Sólo ten cuidado en el lenguaje y palabras que utilizas si criticas alguno de sus valores, es mejor usar el humor y no ser tan duro.

5.- Prueba sólo escuchar.- Antes, podías hacerle preguntas directas sin ningún problema, pero ahora es mejor cambiar de estrategia y tomar el papel de escucha. Escucharlos a esta edad te dará más información de la que piensas y les brindará la sensación a ellos de que están en un lugar donde pueden expresar sus pensamientos y sentimientos. A veces te pedirán algún consejo, pero otras solo querrán que seas empático con lo que están viviendo.

6.- No tengas miedo de iniciar una conversación sobre sexo y/o alcohol.- La curiosidad sexual es una parte importante de esta edad. Lo que como padres debemos hacer es documentarnos para brindarles la información correcta, de acuerdo a su edad. Lo mismo pasa con temas como el alcohol, los desórdenes alimenticios o cualquier asunto que requiera que tengas facts a la mano y que puedas complementar con reflexiones personales.